Punto cubano

Diario sociocultural de la actualidad cubana

Posts Tagged ‘sociedad

Cuba, ¿reforma o contrarreforma?

with one comment

Por Oscar Espinosa Chepe

LA HABANA, Cuba, julio (www.cubanet.org) – Tal parece que está vigente una especie de contrarreforma que impide el progreso de la sociedad cubana y los cambios estructurales y de conceptos, indispensables para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

A finales de abril se realizó el pleno del Partido Comunista de Cuba, que luego de cambios en sus estructuras, convocó su próximo congreso para finales de 2009. Llama la atención que poco se habla en los medios de difusión sobre ese evento, y que Fidel Castro, aún su Primer Secretario, no haya dedicado ninguna de sus Reflexiones a este crucial acontecimiento.

Nadie puede estar de acuerdo con el apedreamiento de ómnibus, la destrucción de teléfonos públicos, el robo de las estructuras y los cables de las torres de alta tensión, ni el crecimiento desmesurado de acciones ilícitas y de la corrupción. Pero está claro que todo ese proceso de anarquía en acelerado desarrollo responde a la existencia de una sociedad en descomposición, incapaz de ofrecer un futuro viable a los cubanos.

Al mismo tiempo que deben criticarse los hechos vandálicos, hay que subrayar que son parte de problemas sociales muy serios provocados por un sistema disfuncional. La población, especialmente la juventud, descarga su ira e impotencia de forma inadecuada, pero con un sustrato provocado por las propias autoridades.

También existen cientos de miles de jóvenes que no quieren trabajar para el Estado porque no hay condiciones ni salarios aceptables en los centros laborales, lo cual ha reconocido hasta el Presidente Raúl Castro. Este problema, como los antes mencionados, no se puede resolver mediante la fuerza y la represión, sino a través de estímulos a las personas para que trabajen con confianza en el futuro.

Todo indica que ese criterio no es compartido por las autoridades que en las últimas semanas han desplegado operativos a nivel nacional contra el sector informal. Sólo en la ciudad de La Habana han impuesto 56 mil 900 multas, clausurado 72 fábricas clandestinas y 31 talleres, y hasta han arremetido contra los vendedores ambulantes, muchos de ellos ancianos de escasos recursos, y los ¨buzos¨ o buscadores en los basureros de materias primas reciclables.

Sería óptimo que todo el mundo trabajara legalmente, pero el Estado totalitario no lo permite, empeñado en controlar hasta el último resquicio de la sociedad cubana. Sería lógico crear a estas personas un marco legal para desarrollar sus trabajos, en el cual ellos se beneficiaran, ofrecieran bienes a la población y tributaran mediante impuestos.

Pero asistimos a un proceso que podría terminar las aspiraciones de cambios generadas por Raúl Castro, con el consiguiente incremento de la frustración de la población. Esta contrarreforma está haciendo crecer aún más los sentimientos contrarios al régimen, y podría transformarse en mayor anarquía y desobediencia social, para lo cual los dirigentes, al carecer de autoridad moral, posiblemente tomarán el camino equivocado de ejercer mayor represión, en vez de comenzar las indispensables transformaciones que con urgencia requiere el país.

Anuncios

Written by labana

julio 25, 2008 at 8:55 pm

Pablo Milanés patidifuso

leave a comment »

Pablo Milanés

Pablo Milanés

Miguel Pato y Ana Avellano le hacen algunas preguntas a Pablo Milanés para Periodista Digital. Las más interesantes en relación con el tema cubano:

Parafraseando la canción “Yo no te pido”… ¿Que no le pediría a la Cuba actual?

No le pediría que siga esta situación, que cambiemos, que acabemos de cambiar que lo está pidiendo el país entero. Hemos realizado un cambio que todavía está tentado con la realidad y con los hechos. Confío en que estas cosas se realicen. No pido que se estanque esta situación.

¿Les ha decepcionado un poco que después de Castro, venga Castro otra vez?

Eso se esperaba y mucho más cuando se esperan reacciones inmediatas a favor de los cambios.

¿Creen que es el inicio de una nueva Cuba?

Sí. La gente lo está esperando con premura aunque va demasiado lento para todos.

¿Cree que el pueblo lo está pidiendo con suficiente energía?

Sí, lo pide pacíficamente y con suficiente energía. Hay asambleas, hay reuniones, opiniones… y esas cosas son las que se están haciendo.

La última respuesta es muestra del “ajiaco” que tiene en la cabeza: ¿de qué está hablando el cantautor que admiraba –según sus propias palabras- “los cojones de Fidel”? Los vientos de la inevitable caída que soplan sobre La Habana provocan este tipo de aturdimiento.

Algunos lectores de PD, que por cierto no son cubanos, lo interpretan exactamente igual que nosotros y lo comentan de esta manera:

Tino Luis: “¡Que me joden a mí, los revolucionarios de guitarra y chalet! . Aquellos que con sus “temas”, te “transmiten” valores de libertad ¿?, eso sí, si pagas religiosamente la entrada, si no, te quedas sin oir el “mensaje”. Quizás es que no he caído en la cuenta, que a estos “iluminados”, los mantienen “su régimen”. A tomar por el fonil, farsante. Besitos Z.”

Gabu: “Este Sr no niego que tenga taletp como músico y compositor, yo en lo personal soy analfabeto en el tema por lo tanto sería una temeridad mi opinión, pero lo que si puedo decir es. Escogio la vida fácil plegándose al regimen y dándole un baño de tolerancia a la dictadura, bueno a vivido mucho mejor que la mayoría de sus paisanos.pero si hubiera seguido el otro camino, quizás estuviera preso , o muerto y ¿quien sabe? viviendo como un pacha en el mundo civilizado. No soy yo quién para juzgarle, que soy muy comodo y bastante cobardica, quizás hubiera seguido su mismo camino”.

Ursus: “Canta muy bien el enchufado este del PC Cubano y de Fidel… ¿por qué no canta las penurias del pueblo cubano? ¿por qué no canta contra la pena de muerte en Cuba? ¿por qué no canta por la libertad en su patria?”

En La Habana, mientras tanto, anuncian que Pablito y Nelson Domínguez “juntarán sus talentos para crear una obra que rememore el histórico incendio de la oriental ciudad de Bayamo, cuna de la nacionalidad cubana”. Y se aclara a continuación: “En Bayamo, declarada Monumento Nacional y ubicada a unos 800 kilómetros al sureste de la Habana, se gestó el ataque a un cuartel de la tiranía de ese territorio, como acción conjunta al asalto del cuartel Moncada de Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953 por Fidel Castro y sus combatientes”.

Quizás, al igual que Pablo olvidó los tiempos en que estuvo recluído en los campos de trabajo forzado de la UMAP en la década del 60, “la revolución” olvide las confusas declaraciones que se le escapan de vez en cuando al ex de Yolanda.

Written by labana

julio 24, 2008 at 10:08 pm

¿Y dónde está Mariela Castro?

leave a comment »

El Director del Programa de Defensa de Lesbianas, Gays y Bisexuales de Human Rights Watch, Boris Dittrich, indicó que el gobierno de La Habana continúa arrestando y hostigando a miembros de estas agrupaciones en Cuba.

Dittrich realizó estas declaraciones tras la abstención del gobierno cubano en la votación Naciones Unidas, donde dos organizaciones de homosexuales y lesbianas lograron ser consideradas como consultor del Consejo Económico y Social de la ONU.

Written by labana

julio 24, 2008 at 8:44 pm

Yoani Sánchez, en su blog Generación Y

with one comment

Aterrizaje forzoso

El próximo sábado 26 de julio, Raúl Castro hablará en Santiago de Cuba. Se dirigirá en vivo y a través de la televisión a un pueblo que aún recuerda su alocución de hace un año, en la que mencionaba “cambios estructurales”, “vaso de leche al alcance de todos” y “lucha contra el marabú”. Más que escuchar el anuncio de nuevas medidas, los cubanos nos aprestamos a confirmar cuán poco se ha podido hacer en estos doce meses.

Atrás ha quedado definitivamente aquel tiempo de las promesas y de las mágicas soluciones que nos sacarían del subdesarrollo. El discurso político, sin duda, ha comenzado a aterrizar. Lo que no significa que algún día vaya a tocar el suelo. Un hombre con máximos poderes se mantiene al mando de la nave, pero nadie nos explica por los altavoces si planeamos o caemos en picada, si el viento es propicio o los motores están a punto de explotar. Un silencio, intercalado de llamados a la disciplina y al sacrificio, sale por los altavoces de este achacoso IL-14.

No esperamos ni piruetas en el aire, ni caramelos bajo la lengua que nos ayuden a soportar las turbulencias del viaje. Queremos que el piloto dé la cara, nos cuenten el itinerario y que nosotros decidamos la ruta. Que este discurso del sábado no se convierta en una exaltación a mantenernos en el aire, sino en un claro reporte de cómo y cuándo abordaremos otra nave.

Written by labana

julio 24, 2008 at 8:42 pm

Publicado en Detrás de la noticia

Tagged with , , ,

Ciber-mutilados, un comentario de Yoani Sánchez

leave a comment »

Reproducimos el post de Yoani Sánchez publicado en su blog Generación Y. Como ustedes saben el gobierno cubano le negó a Yoani Sánchez el permiso para viajar a España a recoger un reciente premio cultural.

Todo ese tema de la ciudadanía representada en Internet que desarrolla proyectos por su cuenta, nos queda demasiado grande a los cubanos. Sin haber llegado a ser todavía ciudadanos en la realidad, se nos hace difícil comportarnos como tales en la red. En este caso no vale aquello de saltarnos etapas, como lo hicimos con las videocaseteras (que nunca se vendieron en las tiendas cubanas), las grabadoras de cinta y prácticamente los floppy de 5¼”, sino que tendremos que graduarnos de civismo, antes, en la realidad.

A ver si logro entender la lógica torcida de nuestro espacio virtual: “un ciudadano cubano no puede comprar su propio dominio web y alojarlo en un servidor local, pero es acusado cuando logra hospedar su sitio en otro país”; “los blogger oficiales reflejan la realidad, pero nosotros los alternativos somos marionetas de algún poder extranjero…”; “Internet es un terreno para una llamada batalla de ideas, de la que nadie puede enumerar al menos un principio que no sea la intolerancia…”; en fin, además de mutilados en nuestra sociedad, hemos entrado a Internet con varios pedazos de menos.

A este paso, en la red ocurrirá lo mismo que muestran nuestras calles: gente que en un primer momento –y ante las cámaras y micrófonos- exhiben un entusiasmo y una fidelidad ideológica que es pura “espuma”. De ahí que en Internet nos ponemos folclóricos y ecologistas; nos da por las bolsas de trabajo, los anuncios clasificados o la música gratis, pero cuidado con emitir opiniones. En la www hay que tener las mismas máscaras que llevamos colgadas en nuestra vida. Lo de tener ciber-derechos tendrá que esperar, a ver si va y un día nos da por empezar a hacernos, al menos, ciudadanos.

Written by labana

julio 23, 2008 at 8:26 am

Para no olvidar: Conversaciones migratorias Cuba-México

leave a comment »

El muro

El muro

El gobierno mexicano, durante décadas, ha mantenido una posición de rechazo a los intentos de EEUU por frenar la emigración ilegal desde territorio mexicano. La decisión norteamericana de construir un muro fronterizo ha levantado más de una opinión en contra y cuenta con el rechazo diplomático de México y otros países. La inmensa mayoría de los medios de prensa, los intelectuales y las organizaciones sociales, políticas y de todo tipo de latinoamérica han expresado una y otra vez, por los más disímiles medios su rechazo a cualquier medida coercitiva de EEUU en relación con los indocumentados mexicanos que, según se reconoce, se ven obligados a cruzar la frontera en búsqueda de mejores condiciones de vida.

Ese mismo gobierno mexicano llevará a cabo a partir de hoy miércoles (y hasta el jueves) una ronda de conversaciones con la dictadura de Fidel Castro para coaccionar, frenar o detener el flujo de emigrantes cubanos que escapa de la isla a través de México en busca de libertad o de, al menos, mejores condiciones de vida. Los medios de prensa, los intelectuales y las organizaciones sociales, de defensa de los DDHH, etc, que se rasgan las vestiduras en relación con los indocumentados mexicanos, calla ahora sobre la hipocresía, el fariseísmo y la doble moral del gobierno mexicano.

Las cruces

Las cruces

Las fotografías que acompañan este post pertenecen a) el muro fronterizo construido por EEUU para detener el flujo de inmigrantes mexicanos en el sector de Tijuana b) 3,000 cruces adheridas al muro para recordar los emigrantes fallecidos en el intento.

Sería bueno, si los medios de prensa las publicaran, poder reproducir también las fotografías de los guardacostas mexicanos que pretenden detener el éxodo cubano y, por qué no, las cruces de las decenas de cubanos muertos en el intento de emigrar hacia o a través de México.

Written by labana

julio 22, 2008 at 8:23 pm

El discurso del Titanic

leave a comment »

Por Andrés Reynaldo
El Nuevo Herald

Hace un par de años, cuando una crisis intestinal arrebató a Fidel Castro la capacidad de digerir el poder, muchos dijeron que su dinástico sucesor, el general Raúl Castro, se estaba poniendo un traje que le quedaba grande. El pronóstico me pareció exagerado, toda vez que considero a Fidel un personaje extraordinariamente mediocre. En verdad, el gran problema de Raúl es que no se atreve a ponerse un traje a la medida de la realidad.

Sus palabras del pasado viernes ante la Asamblea Nacional del Poder Popular dejaron poco lugar a la interpretación. Raúl, que tiene fama de ser claro, lo fue hasta la desesperanza. La orfandad ideológica de la dictadura se complementa trágicamente con su terror al cambio. Sus líderes no saben hacia dónde ir y, para colmo, no se atreven a echar a andar.

Excepto el canciller español Miguel Angel Moratinos (a quien los cubanos libres e incluso socialdemócratas ya empezamos a recordar como recordamos a Valeriano Weyler), nadie ha visto las reformas por ningún lado. Por audaces que parezcan, respecto a la gestión castrista, las medidas tomadas por Raúl no rebasan el marco de la economía soviética de la década de 1980. El Hermano en Jefe no quiere ser Deng Xiaoping ni Gorbachev, sino Brezhnev. Los cambios en el equipo gobernante se deben a un intento de administrar mejor el caos, no a suprimirlo. Cuesta creer que, aun entre los hombres de confianza del régimen, Raúl no disponga de una sola cara nueva que inspire alguna expectativa. Su pieza más apabullante, signo de una suicida vocación continuista, sigue siendo el canciller Felipe Pérez Roque. (Al ingenio de Carlos Alberto Montaner se debe la observación de que el nombramiento ministerial de Pérez Roque es la designación pública más descabellada desde que Calígula intentó nombrar cónsul a su caballo Incitatus).

No nos equivocamos quienes creímos que Raúl, por el solo hecho de no ser un energúmeno como su hermano, podría darse cuenta de que gobierna la última oportunidad de la nación cubana para no descender en la haitianización o, quizás, en la guerra civil. Sin embargo, su racionalidad se agota en el acuse de recibo. El pluriempleo, el arriendo de tierras a cooperativas y campesinos (anunciado con una actitud faraónica), la abolición del techo salarial y otras concesiones al mercado que ya se veían, repito, en las naciones de la órbita moscovita, constituyen efímeros paliativos a la depauperada situación de la isla.

Visto desde otro ángulo, la precaria sociedad civil cubana y el exilio carecen de fuerza para mover el curso de los acontecimientos. La Iglesia Católica cubana se abstiene de irritar al castrismo, en oprobioso contraste con la actitud de los obispos latinoamericanos contra las dictaduras y oligarquías de sus respectivas naciones. Cuando se manifiestan en público, nuestras eminencias prefieren convocar a la oración por la salud del dictador, exaltar al Che Guevara o criticar las operaciones de cambio de sexo. En su frivolidad hallarán su penitencia.

Ideológicamente, el castrismo es mimético. Sus ideas fueron más sólidas en las décadas de 1970 y 1980, cuando calcaba la cartilla soviética al dedillo, con el celo de una elite mercenaria al servicio de una fuerza de ocupación. Su actual discurso político es de una insuficiencia patética. La dictadura balbucea y el pueblo ya no escucha. O escucha para troncharse de la risa. Ahora, que no tienen a quién copiar, se esfuerzan por armar una informe retórica nacionalista tomando una frase de Martí por aquí y una frase de Fidel por allá. Los pocos textos que aspiran a un presunto ”pensamiento” dan la impresión de collages estudiantiles armados con los retazos sacados al alimón de la gaveta de la Guerra Fría.

Cada acto oficial resuda un aura de encrucijada nocturnal, como en los cabarets de mala muerte de los pueblos de campo, con los borrachitos aplaudiendo de manera hipnótica y los músicos cabeceando en los intermedios. Ya ni siquiera a Silvio se le ocurre una tonada para exaltar a los esbirros del Ministerio del Interior o confesarse un hombre libre en una nación gobernada por la misma familia (y un grupete de incondicionales) desde hace cincuenta años.

Desde Miami, el placer de ver al castrismo retorcerse en su caricatura no alivia el pesar por la destrucción de la nación. Prisionero de su pasado, Raúl no ha movido una sola ficha en el tablero de las profundas y urgentes transformaciones que ansían los cubanos. A su carácter, más que a un cálculo político, debemos la reducción de varios aspectos pesadillescos del castrismo: el estado de movilización constante, la napoleónica proyección internacionalista, el roñoso narcisismo del líder máximo. Una diferencia de grado que se diluye en la anécdota. En el mar de las oportunidades perdidas, Cuba navega con el agua a la altura del puente de mando.

Written by labana

julio 19, 2008 at 10:04 am

Publicado en Detrás de la noticia

Tagged with , , ,